Recambios: 96 259 13 25

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Acepto
Más información
X

Servicios

C.A.T.

La nueva ley, en vigor desde el 1 de enero de 2004, obliga a los tradicionales desguaces a reconvertirse en Centros Autorizados de Tratamiento (C.A.T.).

Recogida de vehículos

Llamenos al teléfono 962467055 de recogida gratuita y nuestro personal encargado recogerá sus datos y enviará una grúa al lugar que nos indique para recoger el vehículo, trasladarlo a nuestras instalaciones y tramitar su baja definitiva.

Proceso de Desguace

Nuestras instalaciones son como sofisticados laboratorios, con suelos impermeabilizados, zonas cubiertas, contenedores adecuadosreciclaje para cada tipo de componente (baterías, filtros...) o fluidos (aceites, combustibles, ácidos...) así como equipos de recogida y hasta tratamiento de aguas, tanto las provenientes de las propias instalaciones como las recogidas de la lluvia. En nuestros centros se procederá a la descontaminación de los vehículos, eliminando líquidos y gases y se separarán todos los materiales del mismo, para que cada residuo sea enviado a un gestor especializado que proceda a su reciclado o reutilización

C.A.T.

A principios del año 2003, la administración española publicaba el decreto sobre gestión de vehículos al final de su vida útil, transposición de las exigencias establecidas por la Unión Europa, cuya finalidad era reducir las repercusión de los vehículos sobre el medio ambiente, trabajando en tres frentes:sigrauto desguazadores, fabricantes y usuarios.

Por un lado, se establecían una serie de normas para la correcta gestión del vehículo al final de su vida útil que, en la práctica, conllevaba la transformación de los ‘cementerios’ de coches en modernas instalaciones, cuya finalidad era recuperar y reciclar la mayor parte posible del vehículo y estableciendo unos plazos: en el año 2006 se reutilizará, como mínimo, el 80% del peso del vehículo y, en el 2015, el 85%.

Para ello, se unieron todas las partes y crearon la Asociación Española para el Tratamiento Mediambiental de los Vehículos Fuera de Uso (SIGRAUTO), integrada por la patronal de los fabricantes (ANFAC), la asociación de desguazadores (AEDRA), la asociación de importadores de vehículos (ANIACAM) y la Federación Española de Recuperación (FER), cuyo objetivo era poner en marcha una red de Centros Autorizados de Tratamiento de Vehículos al Final de su Vida Útil –que, a partir de ahora, conoceremos como CAT– y que son los modernos sucesores de los cementerios de coches.

La nueva ley, en vigor desde el 1 de enero de 2004, obliga a los tradicionales desguaces a reconvertirse en Centros Autorizados de Tratamiento (CAT) a la vez que les habilita para tramitar la baja de los vehículos mediante una serie de normas para la correcta gestión del vehículo al final de su vida útil, recuperando y reciclando la mayor parte posible del vehículo. El objetivo es asegurar un reciclado ecológico y eficiente de todos los componentes de los automóviles usados.

Una vez que el vehículo llega al CAT, allí se realizarán una serie de comprobaciones administrativas (si tiene cargas pendientes...) y, a continuación, se facilitará un certificado de destrucción y también será gestionada la baja del vehículo, incluyendo el cobro de la tasa correspondiente. Según la nueva normativa, estos centros asumirán el papel de colaboradores de la Administración.

Tratamiento al vehículo en un centro CAT

Los Centros Autorizados de Tratamiento (CAT) de vehículos al final de su vida útil son las únicas instalaciones que pueden recibir vehículos al final de su vida útil, emitir el certificado de destrucción y tramitar la baja administrativa de los mismos del Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico (DGT). Una vez han tramitado la baja, empieza el tratamiento propiamente dicho del vehículo. En los CATs se lleva a cabo la descontaminación de los mismos, el reciclado de algunas partes y la reutilización de las piezas y componentes que son susceptibles de ello. Para llevar a cabo estas operaciones sobre los vehículos al final de su vida útil, las instalaciones de los CAT deben contar con distintas zonas cuyas características técnicas están reguladas en el propio Real Decreto 1383/2002 así como con distintos equipos e instalaciones que les permitan realizar dichas labores.

Proceso de Desguace

Recepción del Vehículo

El vehículo llega al centro de reciclado, se comprueba si el vehículo puede ser tratado y dado de baja (si tiene multas pendientes, esta confiscado…). Si todo está en regla, se entrega el certificado de destrucción y se tramita de baja.

Descontaminación

Las instalaciones que disponemos para proceder a la descontaminación cuentan, según lo dispone la ley, con:

  1. Zonas cubiertas con pavimentos impermeable destinadas al almacenamiento de los vehículos que se van a descontaminar.
  2. Lugares en los que se almacenan los componentes retirados del vehículo y que estén contaminados, especialmente los que estén impregnados de aceite.
  3. Contenedores para almacenar baterías, filtros y condensadores.
  4. Depósitos para almacenar separadamente los fluidos del vehículo: combustible, aceite del motor, aceite hidráulico, líquidos de refrigeración, anticongelante, fluidos del aire acondicionado…
  5. Equipos de recogida y tratamiento de aguas, incluidas las de lluvia.
  6. Zonas para almacenar neumáticos usados, que incluyan medidas contra incendios.
  7. Todos los residuos pasan a las empresas gestoras de residuos industriales.

Desmontaje

Se retiran los elementos reutilizables (motor, aletas, paragolpes, cajas de cambios, retrovisores, amortiguadores, radiadores…), se clasifican y almacenan. Lo que queda (carcasa) en unos segundos es reducido por una prensa a un bloque que suele medir 1m x 0,5 m x 0,5 m.

Almacenaje de Recambios

Compradores particulares y talleres mecánicos adquieren la pieza recuperada que necesiten de manera rápida gracias a la preparación especializada de nuestros empleados.

Iniciar sesión